Tipo de Monitores

TIEMPO DE RESPUESTA

¿Qué es?: El tiempo de respuesta no es lo que tardas en apagar la televisión cuando Ferreras vomita su bilis por La Sexta, sino la velocidad a la que la pantalla es capaz de recibir nuevas imágenes, es decir, el tiempo que tarda un pixel (esos putos miles de cuadraditos pequeñitos que tiene la pantalla) en cambiar de color.

Advertencia: Cuanto menor es el tiempo de respuesta mejor porqué así no aparecen desenfoques de movimiento. Si te han timado y tienes un monitor con una tasa de refresco de imagen muy alta aparecerán píxeles residuales en la pantalla y halos molestos porque la imagen tarda en cambiar. Este fenómeno se llama “Ghosting” y es bastante molesto.

Consejo: Nuestra recomendación para jugar para todo tipo de Monitores es que el tiempo de respuesta sea igual o inferior a 5 ms.

Bola Extra: Existen dos formas de medir el tiempo de respuesta: MPRT y GTG. La primera es la más importante y el valor en el que os tenéis que fijar ya que refleja con más exactitud el desenfoque de movimiento. Por eso hay que tener especial cuidado con algunos fabricantes listillos que intentan engañaros y muestran en las especificaciones su valor GTG (que suele ser más bajo) mientras que esconden el valor MPRT (si es más alto de lo normal) para vender más.

TECNOLOGÍA PANEL DEL MONITOR

¿Pero qué es eso? ¿No se supone que todos son rectangulares y ya está? No. Las tecnologías de panel LCD TFT más utilizadas actualmente por los fabricantes de monitores son IPS, VA y TN.

Cada una de estas 3 tecnologías tiene unos pros y unos contras, aunque por suerte la calidad de imagen no depende exclusivamente del panel… ¿¡Queeeeé!? ¿ cómo qué no depende exclusivamente del panel? O sea que ¿ yo me puedo comprar el monitor más caro de todos y después de resulta que la imagen deja mucho que desear? Efectivamente, recuerda que el PC es un organismo “vivo” con partes interconectadas y que todo suma. El procesado de la imagen influye y mucho, de ahí la importancia de vender un riñón para comprar una tarjeta gráfica de gama media-alta.

Pros y contras de los monitores son IPS, VA y TN

va tn ips

– ¡No tengo ni idea de lo que me has dicho! Explícamelo como si no nunca hubiera visto un monitor en mi vida:

➤ Si vas a utilizar el monitor para reproducir películas y ver Youtube puede ser un acierto apostar por un monitor con panel VA porque posiblemente nos ofrecerá una tasa de contraste más alta y una mayor entrega de brillo.

➤ Si lo quieres para editar fotografías puede ser una buena idea que nos decantemos por un monitor con panel IPS porque son los que nos ofrecerán la reproducción del color más precisa.

➤ Y si eres un PRO Gamer la opción idónea sea apostar por un dispositivo con panel TN porque será el que nos garantice un tiempo de respuesta mínimo (1ms).

Pero ¡eh! Amigo, esto es bastante relativo y no hay que tenerlo mucho en cuenta porque las tecnologías cambian y también cuentan otros aspectos. Así que si tienes dudas elige un IPS y a correr. (No me hago responsable de las consecuencias de mis palabras).

RESOLUCIÓN DE PANTALLA

Si quieres ver hasta los pelos de la nariz a tu actor favorito la resolución o la cantidad de píxeles que una pantalla de un monitor es capaz de mostrar debe de ser importante para ti.

A la hora de buscar un monitor gaming te encontrarás expresiones como HD ready, Full HD, QHD, 4K, e incluso, hasta 5K. El mercado de las pantallas avanza tan deprisa, que cada año nos encontramos cosas nuevas. pero, ¿Qué quieren decir estas siglas?

HD Ready: Una resolución del pasado desfasada. Hace referencia a las primeras resoluciones en alta definición que salieron al mercado, 720p y 1080i. Actualmente está en desuso.

Full HD: El formato más común en la actualidad, 1920×1080, también se la conoce como 1080p. Es una buena opción, ya que con estas características podemos encontrar muy buenas opciones con una relación calidad/precio excelentes.

4K: De lo mejorcito del mercado. Los monitores 4k UHD duplican la resolución Full HD, ofreciendo un total de 3840 x 2160 píxeles en pantalla. Este tipo de monitores son más caros, pero ofrecen una calidad excelente y si tenemos una buena tarjeta gráfica son la mejor opción para sacarle todo el jugo.

5K: Lo que viene en el horizonte, ya están a la venta, pero sus precios no son aptos para todos los bolsillos. Proyectan hasta 5120×2880 píxeles consiguiendo una sensación hiperrealista que te dejará boquiabierto.

Tipo de Monitores
Msi 5K

FORMATOS DE MONITORES

Básicamente es la forma que tiene la pantalla, si cuadrada, rectangular o Ultrapanorámica.

4:3 (Cuadradas): Las pantallas de toda la vida, se siguen usando bastante, aunque personalmente no la recomendaría para gamers, ya que la inmersión es menor que en las pantallas panorámicas.

16:9 (Pantalla panorámica): La más común en la actualidad, es la más recomendable si vais para gaming ya que la mayoría de desarrolladores diseñan sus juegos pensando en este tamaño.

21:9 (Ultrapanorámica o “cinemascope”): Son una pasada, y gracias a las nuevas pantallas curvas se hace muy fácil adaptarse a una visión tan amplia. ¿El problema? El precio. De momento, son muy caras y no todo el mundo puede permitirse una pantalla con este formato y que sea de buena calidad.

ultraparonamico
Philips 499P9H

FRECUENCIA DE REFRESCO

La frecuencia de refresco se mide en herzios (con Z me gusta más joder) y no tiene nada que ver con las ondas de radio como algún analfabeto tecnológico puede pensar.

¿Qué es?: Nos indica cuántas imágenes por segundo (Hz) es capaz de emitir el panel del monitor. Cuanto más rápido refresque el monitor, más suaves y fluidos se verán los gráficos de los videojuegos. Las tasas de refresco que normalmente usan los monitores gaming suelen ser 100, 120 o 144 herzios y hasta podéis encontrarlas de 240 Hz, una frecuencia que solo los sobrenaturales gamers comedoritos que no han visto la luz del sol pueden llegar a sentir.

Consejo: dependiendo de la sensibilidad del ojo de cada uno, podemos no llegar a notar la diferencia.

INPUT LAG

Hablamos de input lag cuando nos referimos al tiempo transcurrido entre una acción que el usuario realiza en el teclado o ratón y su llegada en forma de respuesta al monitor. De esta forma podremos ver lógico que el tiempo de respuesta forma parte del input lag de un monitor.

Cuando hablamos de un monitor con bajo input lag nos estamos refiriendo solo al tiempo que tarda el hardware del propio monitor en recibir la instrucción y reflejarla en pantalla. Pero detrás de esto tendremos el retraso de nuestro ratón o teclado, la latencia de renderizado de la GPU y latencia de juego en la CPU con sus distintos elementos.

REFRESCO ADAPTATIVO

Lo esencial es que la GPU de la tarjeta gráfica (la parte más valiosa del PC y el dios de todo gamer) sea capaz de enviar al monitor las imágenes al ritmo de actualización necesario. Así nacen las tecnologías de sincronización entre la GPU y el monitor.

Son G-Sync de NVIDIA y FreeSync de AMD, que sirven para sincronizar las imágenes que emite la gráfica con las que reproduce el monitor, lo que nos ayuda a mitigar unos defectos tan molestos como el tearing y el stuttering. Básicamente regula los Hz del monitor para ajustarlos al framerate.

Advertencia: El G sync solo es compatible con tarjetas Nvidia y el Free sync con tarjetas AMD.

¿Mi monitor puede beneficiarse del refresco adaptativo?

Casi todos los monitores son compatibles con la tecnología AMD Freesync porqué se trata de software, pero claro en teoría si tienes una tarjeta gráfica NVIDIA no podrás hacer uso de él (aunque a poco que busques por internet averiguas un método para hacerlo funcionar).

Monitores Ultrawide y/o Ultrapanorámicos

Son paneles que van más allá de la clásica relación de aspecto 16:9 a la que estamos acostumbrados. El resultado es una pantalla mucho más ancha, de 21:9, podríamos decir que es como tener dos pantallas de unas 24” una al lado de la otra. Son monitores destinados principalmente a la edición de vídeo y al mundo gamer (especialmente videojuegos deportivos, de conducción y shooters en 1ª persona).

¿Por qué son recomendados para gaming? Pues porqué el extra de ancho que lleva la pantalla (un 32% más) es ideal al ampliar el campo de visión del juego. Así tienes ventaja sobre tus adversarios y además te ofrece una capacidad de inmersión única que ninguna otra pantalla te ofrece. A la distancia justa casi parece que estás tú dentro viviendo la aventura.

La resolución resultante del mismo alcanza los 2560 x 1080 píxeles si estamos ante un monitor Full HD. Si se trata de un monitor Ultrawide de 2K (también llamados QWHD) su resolución alcanza los 3440 x 1440, y es lo mejor si tu PC puede moverlo.

Deja un comentario